Tiempo para el Desarrollo Tecnológico Empresarial de las Pymes
Junta de Castilla y León

Jibo, el robot casi humano que querrás tener en tu casa

Fuente:

elconfidencial.com

Descripción:

Es capaz de hablar y recordarte las tareas pendientes gracias a que se sincroniza con la agenda de tu smartphone

Fecha de publicación de la Noticia:

28 de julio de 2014

Contenido:

Es capaz de hablar y recordarte las tareas pendientes gracias a que se sincroniza con la agenda de tu smartphone y aprende de tus hábitos de forma similar a Google Now. También puede reservar mesa en tu restaurante favorito, leer cuentos a los más pequeños de la casa, realizar videollamadas, mostrar todo tipo de imágenes en su pantalla, así como expresiones de alegría o tristeza, reconocer caras y objetos y hacer fotos cuando le digas.

A simple vista Jibo es un robot más, como tantos otros, orientado al ámbito doméstico. Pero no se dejen engañar por las apariencias. Por sus habilidades y forma de interactuar con su entorno podría considerarse como uno más de la familia.

Los robots parecen destinados a formar parte de nuestras vidas mas allá de las funciones que puedan ejecutar. Y Jibo es un buen ejemplo. Esta máquina del tamaño de una lámpara de mesa aproximadamente no llama mucho la atención ya que solo muestra una pantalla táctil de 5,7 pulgadas y un cuerpo de aluminio y plástico. Pero son sus funciones lo que la diferencian.

Por una parte dispone de una cámara incrustada en la pantalla que además de tomar fotografías y grabar vídeos le permite ver y reconocer caras. Por otra tiene micrófonos y altavoces que hacen posible que escuche y hable con un lenguaje bastante natural.

Pero no se limitan a esto sus habilidades. Jibo también es capaz de aprender de forma similar a como lo hace Google Now gracias a la inteligencia artificial.

Todo esto en la práctica se traduce en multitud de tareas sorprendentes. Por ejemplo puede realizar fotos con tan solo decirle "Jibo, take a picture", hacer videoconferencias, recordar compromisos, reconocer a determinadas personas o mostrar en su panel instrucciones y animaciones didácticas, así como determinadas emociones al mismo tiempo que se expresa.

El cuerpo y la cara de Jibo son sencillos pero expresan emociones, y el robot responde a órdenes de voz simples. Por ejemplo, se le puede ordenar que grabe vídeos, reenvíe mensajes o que maneje aparatos domésticos inteligentes.

Los robots llegan al hogar


Jibo puede girar su cabeza 360º pero no tiene ruedas ni puede moverse de forma autónoma. Gracias a su poco peso está pensado para ser colocado en un lugar estratégico de la casa donde pueda interactuar con el resto de miembros de la familia. También se puede transportar fácilmente a las habitaciones o la cocina, donde puede ser de gran ayuda sugiriendo por ejemplo tiempos de cocción o distintas recetas.

Este robot promete permitirnos experimentar la tecnología de una forma mucho más natural, y hay motivos para creer que una interfaz de este tipo sería agradable y atractiva de usar. 

Su impacto dependerá por completo de cómo de bien se maneje con las complejidades de la comunicación humana (algo que todavía la mayoría de asistentes no han conseguido) y las sutilezas de la interacción social.

Actualmente se encuentra en la página de crowdfundig Indiegogo, aunque a los pocos días de salir ya consiguió la financiación necesaria para convertirse en una realidad. Se puede reservar por 499 dólares y se espera que esté disponible a fines de 2015 o principios de 2016.

Información adicional:

www.elconfidencial.com/tecnologia/2014-07-27/jibo-el-robot-casi-humano-que-querras-tener-en-tu-casa_167847/